Alma vacía

Y entonces, de un segundo a otro todo cambia.
Todo se siente, se vibra, se percibe.
Porque duele y se sobrevive como se puede.
Estoy,
y soy un hueco que se agranda.
Un vacío,
un mar sin agua y sin sal.
-Que duele, que arranca y mata (almas)-.

No sé

No sé qué esperáis tanto del 2021.
Sólo digo, dejad de esperar ese año,
poned remedio a vuestras curas
-vidas-.
Sanaros,
amaros,
amantes del desamor,
del dolor sin freno
y derrapando con el terremoto vibrando.
Que la vida son dos segundos,
un suspiro
y una borrachera sin fin que,
al final,
termina;
como la suerte misma.