Historia breve

Me faltan cosas, personas y sentimientos. Revivir instantes. -Ann

Amiga

Mira, niña, yo no soy nadie para equilibrarte emocionalmente, ni sostenerte mentalmente pero soy tu amiga y estoy aquí por y para ti. Es cierto que no me dejaré la piel -no me voy a quemar hasta morir-, no voy a esforzarme por hacer o decir. Que con cuatro frases no te haré sentir mejor. Eso sí, me dejaré fluir, contigo; por lo que siento, por lo que pienso. Y estaré a tu lado día sí y día también aunque no esté en cuerpo en corazón lo estoy, porque te siento aquí.
No será difícil no, será más que eso y aún así lo lograrás, lo conseguiremos. Salir del pozo, alcanzar el gozo. Rozar el vuelo. Estrellarse también, y matarse de una ilusión. Qué poco listas fuimos por aquella época. Perdimos pero aprendimos. Pasamos rachas de esas malas, que ni se nombran ya pero se recuerdan. También nos reímos a carcajada limpia. Fue tan lindo. Momento a momento y paso a paso vamos avanzando, progesando y siendo más que estando.
Unidas somos mejores y más fuertes.

Adjetivos

Que si estás muy delgada,
que si tienes unos quilogramos de más,
que si me siento así,
que si tengo la sonrisa tuerta,
que si mis piernas son demasiado gruesas,
que si mi culo no está respingón,
que si no tengo caderas,
que si tengo demasiadas,
que si no soy musculoso,
que si soy bola…
Todos estos adjetivos, debería servir para aprender la hermosura e imperfecciónde cada uno.

Imperfectos

Tengo poco pecho, mucha cadera y rollitos de primavera en mi barriga. Mi trasero no está firme y tengo algún que otro grano en el rostro.
Que vale, que no soy perfecta. ¿Quién dice que hay que serlo? La sociedad; tan hipócrita, tan poca cosa y, lo peor, formada por nostros.
Que manía tenemos, tienen, tenéis en tener que ser sí o sí la perfección. ¿Pero que no os dais cuenta de que no existe?
De cara viene la crítica negativa, que apesta, que duele: “Te has engordado”, “No tienes la barriga plana”, “Mírate, si se te cae el culo”…y un sinfín. ¡Pero qué absurdez! Eso de no querernos todos e ir a una. ¿Por qué nos machacamos tanto los unos a los otros? ¿Por que no en vez de repartir dolor repartimos amor?
Lo hermoso es que somos distintos y, a la vez, tan iguales.
Nos llamamos humanos y, qué pena, no lo somos.
Yo estoy cansada, ¿Vosotros no?
Cambiemos el mundo, la sociedad. Cambiemos nuestra forma de vernos, de observar a los demás. Admiremos la belleza, disfrutemosla.

Libros

Cada persona tiene una historia y es un mundo.
Y qué hermoso;
es como un libro cerrado lleno de literatura.
Y qué emoción querer descubrirlo.