Siendo

A las seis y veinte te he echado de menos. Primero confusión y al subir las escaleras, a cámara lenta, me sentí fluir al tiempo primaveral. Bien por fuera y por dentro. Bonito, tú. Y pensar en ti, saltarme una canción y ser gracias a mí, porque sí. El cuerpo pesa pero las alas ya no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s