¿Cómo emprender con la plataforma de WordPress?

Concepto de emprender

Definición de Google

Emprender es tener la iniciativa de llevar a la práctica una idea de negocio, es decir, crear una empresa y llevar a cabo la producción del bien o prestación del servicio”.

Mi concepto de emprender

Para mí emprender también es “crear una empresa y llevar a cabo un servicio”, y más. Es decir, mi concepto de emprender consiste en enriquecerse como persona, aprender para desaprender, equivocarse e intentarlo una y otra vez.

Emprender no sólo es “llevar a cabo un servicio”, porque hay más, mucho más.

Mi experiencia

¿En qué momento decidí emprender?

Desde un principio me cuestioné muchas cosas y me informé durante años -dos aproximadamente-. Y después de pensarlo mucho, me lancé la piscina. Salió mal. Y costó mucho. Sigue siendo difícil, pero no tanto porque algo de (mala) experiencia tengo.

Decidí emprender en serio el octubre de 2020.

¿Cómo lo llevé a cabo?

Pues informándome sobre distintos aspectos:

  • Qué plan de WordPress se adaptaba a mis necesidades: actualmente tengo el plan Premium.
  • Cómo o de qué manera monetizar mi blog: ofreciendo un servicio o más de uno, además de E-books e historias.
  • Estrategias para emprender (marketing): me informé en distintas plataformas sobre qué es el marketing y cómo llevarlo a cabo.

Herramientas

Para emprender lo que necesito son distintas herramientas como plataformas, aplicaciones, etc.

  • Plan Premium de WordPress, gracias a este plan tengo más almacenamiento, puedo llevar a cabo distintos servicios útiles, poner anuncios… -> ¡Planes de WordPress!
  • Planificador de palabras clave: Google Ads, es una plataforma totalmente gratuita donde puedes buscar las palabras más buscadas de Google.
  • Google Analytics, es una plataforma que, básicamente, analiza las estadísticas de tu blog con más profundidad.
  • Amazon Afiliados: otra plataforma donde te afilias a Amazon y cada vez que publicitas un anuncio de un producto suyo y los usuarios clican o compran te llevas una comisión.
  • Otras plataformas de afiliación: Casa del Libro, IberLibro…
    • Pinterest (como marketing): lo utilizo para publicitar mis posts en el blog que están relacionados la escritura y que son útiles.
Photo by Magnus Mueller on Pexels.com

Conclusión

Concluyendo, no me está yendo mal, pero tampoco bien. Tengo proyectos en mente que me gustaría darles forma y plasmarlos en mi blog, es decir, hacerlos reales.

Es tarea difícil emprender y llevar a cabo un negocio on-line y más si la temática se centra en escritura creativa.

Aún así, como es algo que me apasiona sigo intentándolo, sigo creando.

PD: Gracias por leerme,

¡Nos leemos!

Es la hora

Sin más,
sin puntos suspensivos,
sin quizás
y sin un mañana.
Y lo siento, no voy a permitir(me) fingir sonrisas.
Porque me dejaré fluir y sonreír a carcajada limpia.
Y si un día me veo triste,
dejaré bajar el río por mis mejillas y luego saldré airada,
sin porqués,
ni cuestiones sin respuesta,
ni dilemas en mi cabeza.
Ya es hora de vivir porque quiero ser feliz.

Brillando

Llegar del trabajo, comer y salir de casa a las tres de la tarde para ir a tu encuentro. Y cuando llego me siento ajena a ti. Porque me doy cuenta de que, quizás, me quieres menos o soy un simple deseo -del momento-. E instantáneamente me reflejo en el espejo viéndome más yo;
más mujer,
más humana
y menos rota.
Porque, querido, cuando una ya no se ve diminuta,
ni triste,
ni decaída,
brilla y deslumbra en la vida.

Presentimiento

Hay algo que no está bien.
Lo presiento.
Ese dolor en el pecho,
esa presión en el estómago.
Sentir(se) sin ser ya mujer,
y aún así siéndolo.

Algo

Me siento como que soy el jodido error, que tengo que pedir perdón por todo cuando, en realidad, los que necesitan perdonar son los demás. Y cuando, la verdad, es que me tengo que perdonar a mi misma por todo el daño que me he hecho, sin querer y queriendo.
Me siento mal;
echándome las culpas siempre,
sintiéndome un jodido caos
-sin solución-.
Ellos, los humanos, y yo
nos distinguimos en algo.
Y es hora de cambiar.
Tengo voz,
cuerpo
y alma
y me debo vivir sin dolor ni tristeza.
Me merezco ser feliz.

Mar y tierra

Sentirse tierra y mar a la vez,
¿Cómo se lo explicas eso a alguien?
Esa sensación de fluir
y sufrir al mismo
instante.
Porque caminar rota ya es algo habitual,
y sonreírle al mundo,
a ratos y a carcajada limpia
también es común.
Es vivir dividida.
Quizás es que la vida se parte
y es cielo sin querer,
y queriéndose
porque sí
y, tal vez, siempre.