Diciembre roto, y congelado

Mira, ya es Diciembre. Y míralo bien que te lo pierdes. Va a pasar volando, como las mariposas en primavera.

Y, yo, que creí en las historias de amor, todas aquellas que me enseñaron de pequeña. Las películas Navideñas, las típicas. El cliché. Y ahora que ya es uno de este mes, es cuando comienzan a transmitirlas. La pena es que sean siempre las mismas.

¿Quién cree en el amor? ¿Y en la Navidad? ¿Quién cree en la magia? ¿Y en la ilusión de abrir un regalo?

Pues yo lo he perdido todo y no quiero saber nada de nadie. Sólo quiero repararme, reinventarme. Fundirme en mi propio corazón, pero soy tanto hielo, congelado. ¿Quién lo diría, eh? La chica de la risa, de las carcjadas al tiempo. Era, en pasado. Y lo sigue siendo, en presente y distinta. Rota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s