Mala vida

Voy tirando los días,

así como quien tira mierda a la basura.

Pero estoy bien, lo estoy.

Que sí, no me mires así, con esa cara de interrogante.

Voy bebiendo sorbos de la mala vida. La impura, la amarga. Y no me sientan mal.

Aun así, me pongo a bailar delante del espejo. Y sonrío. Y río. Carcajada medio alegre. Entonces, pienso y me pienso: “No estoy tan mal. Si soy hasta un poco bonita.” Luego se me pasa, cuando me estrello contra la realidad, pura e insana. Porque me vienen los malos recuerdos; chipazos de demasiada realidad. Abundancia de ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s