Leviatán, Paul Auster

Paul Auster en Leviatán cuenta, durante los capítulos, una serie de sucesos que acaban teniendo sentido, hasta llegar a la lógica más sensata.

Desde que descubrí a Auster ya no he podido parar de leer sus libros. Me enamoran. Su forma de escribir, como encaja un suceso con otro yendo hacia atrás o hacia delante (pasado o futuro)…

Este libro en concreto me ha gustado y, como todos los otros, tiene algo que le hace único, distinto.

Es brutal. Hay frases que te hacen reflexionar, pensar. Otras que te hacen sentir, o explotar. Y todas te tocan el corazón.

Sólo deciros que si nunca lo habéis leído que no sé a qué esperáis y que si habéis leído algún libro de él, que lo sigáis haciendo porque… Lo único que se me ocurre decir es “Uau”.

La veritat sobre el cas Harry Quebert, Joël Dicker

Hasta ese momento -inicios-, es un libro brillante que saca a relucir temas que hacen reflexionar a uno mismo. Y eso, reflexionar, es lo mejor que puede hacerte un libro. Porque piensas, y pensar es abrirte la mente a otros temas, a otros mundos.

He vivido una contradicción constante. Que si “A” o “B”. He estado luchando con mis sentimientos y mis pensamientos. Y duele, y es extraño. Y a la vez es bonito pero duro.

También me he sentido frustrada con el libro, y aún no lo he terminado. Es intrigante. Mucho. No he podido parar de leer. Necesitaba saber más y más. Ha sido un tocho de palabras que me han hecho cuestionarme miles de cosas.

Tengo que decir que ha sido épico. Acabo de terminar el libro y tengo una sensación en mi cuerpo: una tristeza immensa, una alegría amarga.

He vivido tanto con este libro.

Me ha enseñado, me ha hecho reflexionar.

He sentido -mucho-.

Echaré de menos los personajes y las lecciones de Harry Quebert.

Estoy, llena de sensaciones inexplicables.

Me ha encantado.