La luna y su soledad

Un instante en la luna siendo callejera de tus cráteres.
Viajar a través de tus ojos y ser estrella caída del cielo conjugándome a tu lado. Y brillar más ahí abajo qué allá en el cielo.
Moverme a base de bombardeos; mi corazón, al son de una canción.
Y Lewis Capaldi sonando en mi interior, me hace vibrar como un tambor. Se me eriza la piel, se me caen las pestañas de tanto llorar. Pestañeo ante el mar infundiéndome paz. Y la noche me transmite calma. Adiós al dolor, y al mal olor.
Ser mejor, que algo que se pasea por el mundo porque sí.
Más humana,
más dimunita
y más real.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s