Pequeña grieta

Arréglalo tú porque yo ya estoy cansada;
de sentir, de esperar y de llorar en silencios, entre suspiros.
Que la cuerda roja se está destensando, alejando nuestros cuerpos, y corazones.
Distanciándonos.
Me siento muy niña; inocente y poco astuta. ¿Cómo no me había percatado antes?
Que sólo queréis por interés y, cuando lo conseguís, desapareceis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s