Me va bien

Qué tiempos aquellos en los que era una niña con la sonrisa puesta a cada segundo. Los tiempos de felicidad pura y no instantánea.

“¿Cómo va?”, me preguntó.

¿Qué cómo va?, pensé yo. Pues aquí, reconstruyendo mi alma con el corazón rasgado. Intentando curar las cicatrices y olvidarme del pasado reciente. Que me pensé que las lágrimas ya no saldrían luego de dos años, pero estas mismas, al salir de mis ojos, me dicen lo contrario.

Sí, papá, soy una inmaudra pero estoy creciendo y esto forma parte de mi crecimiento.

Sí, papá, no doy la cara, pero, ¿cuántas veces la he dado por gente que ni me ha dado un simple “Gracias”? ¿Cuántas veces me he lanzado al vacío por otros que, jamás, se tirarían por mí?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s