Monstruación

Me floreces por dentro,

derramando rosas ensangrentadas,

que con las espinas desgarras.

Matas.

Estás en mi interior, y matas.

Como mil agujas desgarrándome.

¿No puedes comportarte?

¡Por el amor de Dios!

Sé consciente de que, matas.

Sé comprensible,

¡compórtate odiosa pecora!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s