mar

Ese mar que se asoma a mis ojos y no me deja respirar, me ahoga, me oprime el pecho, me atraganta, me mata. Necesito respirar, volver a nacer. Caer, ahogarme hasta el fondo del océano y salir a la superficie para nunca más volver a tener que renacer.

Porque es así, funciona de esa forma, cada vez que caes, vuelves a levantarte y, yo, cuando me levanto vuelo. Soy un pájaro, decidido a estrellarse y matarse. De hecho, me estrellé y me maté. Ahora, ya no vivo sino que muero. Y, eso, en cierto modo, también es vivir porque sigo, sigo con el alma palpitando a cien por minuto, con esas ganas irremediables de querer volar, ya sabiendo de antemano, que me voy a matar otra vez. Y otra, y otra, y otra. Y otra.

Pero eso es vivir, porque sigo viva, muerta, pero viva.

Despedida temporal

Buenos días,

me despido de vosotros temporalmente, pues quiero hacer un “out” del Blog y volverme a poner a escribir mis cosas, mis relatos y mi nuevas novelas que poco a poco las iré publicando en Wattpad, no sé cuando, pero bueno, lo haré. Ya os avisaré.

Sólo deciros que me voy, que os echaré de menos y que disfrutéis del verano, que os lo merecéis. También, disfrutad de la vida en general, no sólo del verano.

Volveré en Septiembre.

 

Muchas gracias por leerme,

nos leemos.

 

¡Un abrazo muy grande y mucho amor!

Quererse en gerundio

Estoy sintiendo, joder si siento. Vuelo, lo estoy haciendo; rozando con las yemas de mis dedos las nubes, alcanzando el Universo, el mío.

Que estoy volando por mí misma ¿no lo ves? Pues mírame. Y te voy a decir algo, ya no te quiero aquí, estoy bien sin ti.

Demasiado.

¿Seré una egoísta?

¿Qué pasa?

¿No puedo quererme?

Pues lo estoy haciendo y, eso, se llama quererse en gerundio.

Océano

Tal vez, me falte oxígeno. ¿Que digo tal vez? De hecho, me falta; salir a la superfície y respirar.

Respirar.

Pero yo me vuelvo a ahogar, cada vez más, descendiendo por un recorrido que parece no tener fin.

Hasta que toco fondo, el suelo del mar. La arena del abismo, porque está todo oscurecido y no se puede vislumbrar ni una pizca de sol, ni una pizca ya de océano, aunque sea parte del mismo.

Sólo digo que,

ya no puedo.

Ya no más.

Quiero quererle

Un día le diré adiós,

así, sin más ni menos.

Porque habré entendido

que todo fue un bucle perdido.

Y querré decirle que lo amo,

y que lo amaré por el resto de mi vidas.

¿Cómo tener un amor sin ser amado?

¿Cómo alcanzarlo sin intención de amar al otro?

Sin mirarlo,

tocarlo,

acariciarlo,

besarlo,

en los labios.

¿Cómo?

Sólo quería, y quiero, que me quisieras, que me quieras.

¿Pero es que no lo entiendes?

Que te quiero,

que necesito demostrártelo,

que quiero quererte.

Amor

Flores marchitándose,

al igual que mi órgano vital;

pudriéndose, desintegrándose.

¿Qué es el amor?

¿Y cómo se siente?

Soy demente, en este tema,

pues mi mente se bloquea,

y mis palabras se silencian;

sonidos gritados en vacíos.