Instantes

Pólvora que se evapora,
que se desvanece
y se va.
Y luego,
vuelve
a sentir
y a querer
el instante de un beso.
La ceniza,
el aire
y el amor.
No pido nada;
un quererse constante
para el resto de nuestros días
y que si es sólo un segundo
que sea eterno
que yo te quiero demasiado
(para amarte).

1 comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s