Escritores

Expresamos;
Sofocados y saltando por el precipicio,
para matarnos en un suicidio de sentimientos;
que se acumulan,
que abruman,
que avergüenzan.
Expresamos;
para no morirnos nunca.
Es un antídoto,
la medicina,
-la droga-
al delirio.
A aquello que nos hace levitar
y, luego, frenar
en seco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s