Preguntas confundidas

No son celos, es decepción.
Y es peor.
Es cuestionarse el porqué una y otra vez.
No poder,
no querer.
Y volver,
recaer.
Al dolor,
al pozo sin salida de preguntas confundidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s