Todo lo que nunca fuimos (1), Alice Kellen

Sólo voy por el capítulo 8 y ya me está marcando el libro, dejando huella en mí. Un “click”. Un cambio, un giro. Y me duele, me escuece, aunque me hace volver a creer en el amor; el enamoramiento. Y qué bonito, y qué dolor.

Tengo que detenerme y pausar la lectura, coger una bocanada de aire -respirar- y regresar en este mundo tan mágico. Me gusta, pero es una sensación de bloqueo, de “no puedo y quiero”. De “sigo porque me muero”.

Me ha roto por dentro.

Al terminar el libro he sentido, lo he hojeado por dentro, he mirado la tapa y he dicho en voz alta “Joder”. Luego he pensado: “Se me ha roto el corazón en mil pedazos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s