Ocultándonos

Me jode que tengamos que esparar a una hora para besarnos, y que tengamos que ocultarlo; como si fuese un delito.
Dicen que “el destino está escrito”, y yo digo, con mis ovarios bien puestos, que no. Que las cosas surjen y fluyen solas cuando nada está preparado, ni premeditado. Que las reglas están para romperlas y que si no corres el riesgo ya, luego te arrepentirás.
Sí, joder.
Arriésgate,
salta al vacío,
canta a grito pelado,
baila en medio de la calle
y disfruta de los orgasmos.
De todos ellos.
Sé, siente; libérate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s