Intuición

Tenía la intuición a flor de piel. Era de aquellas que lo veía venir porque lo olfateaba con la mente; el miedo, el dolor.
Corazonadas que le indicaban la certeza y, luego de estamparse contra la realidad, se daba cuenta de que nunca fallaba. De que siempre acertaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s