Spoiler

Y con un bostezo a media mañana me dirigí con los pies descalzos a la cocina para, simplemente, tomar una taza de café aun así sin gustarme. Demasiado amargo, como mi día a día.
Todo iba a cambiar a partir de aquel instante, porque con las maletas ya hechas, mis padres en la puerta y una despedida intensa, salí. A vivir mundo, a volar aunque arrastrara siempre mis alas por el suelo. Me independizaba, y no de ellos, sino de mi anterior vida. Era la hora exacta entre que pasaba mi tren y dejaba atrás el último vagón del primer día de mi nueva etapa.
Sería inexistentemente brutal.
Una vez llegué a mi nuevo hogar, me abracé a él, acomodando mi corazón.
Fue bonito mientras duró, porque una vez allí empecé a sentir un dolor. No comprendía de donde venía, ni identificaba de qué tipo era aun así lo dejé fluir.
Saqué de mi equipaje todos los libros, lo único que necesitaba para vivir, y los deposité por todo el pequeño apartamento.
Aquí, pensé, viviré como una reina inusual, porque las reinas no vivían a base de libros, ni tampoco a base de pensar y reflexionar, ¿No?
Así que seguí, tranquilamente, mi diminuta guerra.
Y a instantes, a impulsos y a corazonadas viví.
-Viví-.

Un pensamiento en “Spoiler

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s