Aquellos días

Aquel día, como muchos otros, no me duché. Sentía tristeza en mi alma. Decidí salir de casa, no era una mañana cualquiera sino que eran vacaciones de Navidad; caótica y desolada, yo. Y quería escribir, me apetecía. No encontraba la inspiración y salí a buscarla, pero se esfumó. Se esfumó de mis manos, de mis dedos y de mi corazón, llevándose la razón y la canción que, congelada, ya no sonaba. ¿Qué podía hacer yo? Necesitaba de las palabras para poder escribir. No pudo ser.
Ya no.

Un pensamiento en “Aquellos días

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s