Y que me agarres la mano por haberme observado minutos antes.
Y ver que estoy ausente;
fría y ardiente.
Eres mi noche estrellada,
mi cielo esclarecido.
Eres mi estrella polar,
aquel sueño tan deseado.
Eres, en presente y vivo.
Siendo, en gerundio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s