(Risa maléfica)

Me descojonan los hipócritas, la ironía y el mal humor.
Que me mata, y me remata.
Y me aplasta,
y me ahoga.
Puede ser y puede suceder,
pero lo que no tolero son los restos que se incrustan en mis pulmones;
toxicidad y negatividad.
Malas vibras, y grietas abiertas.
En abundancia,
demasiada falacia.
¿Qué eres, papá?
¿Qué quieres?
¿Dónde estás y para qué?
¿Para qué sirve la ira cuando puedes ir en sintonía con tu hija?
A corazón abierto,
cicatricado sin solución ya.
Pero,
pero,
pero…
Me enmudezco,
no me encuentro
y me pierdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s