El amor se fue

Siempre he escrito de desamor, lo que se me da mejor. Nunca he especificado la falta que me hace el amor.

Es aquello que se queda roto en la lejanía, que no puede ya caminar y no se acerca a mi ser, a mí. No lo entiendo, ¿Por qué? ¿Será que yo no doy amor y por eso no lo recibo? Y sí, me duele, me mata y me sienta mal.

¿Por qué tanto odio?

¿Por qué tanta ira?

¿Por qué tanta rabia?

¿Por qué largas caras?

¿Por qué?

Utilizamos el amor en contextos incorrectos, en lugares inadecuados. ¿Por qué las familias se odian si son familiares? Ojalá un verbo que pueda explicarlo, verbalizarlo, conjugarlo y expresarlo a todo pulmón.

Yo ya no soy, me desvanezco mientras puedo y, cuando no quiero, me escondo entre las sombras ocultas de la noche.

Los segundos pasan largos con vosotros. Ni un cómo estás, ni como te ha ido el día. Ningún abrazo, ni mucho menos una mirada de amor.

Y es que aguanto y aguanto y estallo. Y explotar es malo. Para ti, para mí y para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s