Era yo

Y el tiempo iba pasando mientras imaginaba una panorámica distinta a la habitual. Observaba a las personas, a los edificios y a la natura que, por poco que había, existía. Los árboles eran primaverales, otra era distinta. Más bonita, pero más fría. Porque aunque las flores florecían, el cielo era poco tierno. Estaba entristecido y helado. Lo percibí porque lo transmitía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s