Fisura amarga

Y me sumerjo en una nueva historia para vivirla, para contarla.

“Ojalá estuvieras aquí”, pienso. Y es que hace muchos instantes que ya no estás. Me has roto entera, de pies hasta alma.

Te odio tanto porque una vez te quise con todo mi ser. Y lo sabía que pasaría, que esto terminaría. Pero, ¿Por qué a mí? ¿Por qué siempre tengo que ser la de la mala suerte en eso del amor?

El desamor me concede demasiados bailes, y yo, que los bailo como una bailarina profesional. ¿Y para qué? Para romperme los huesos de tanto sufrimiento. Se desintegraron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s