Queriéndonos

Porque a veces se trata de hundirse en el alma de uno mismo y resurgir entre las cenizas.

Aun queda fuego.

Yo te huelo, te tengo.

Aquí y conmigo.

El cielo está azul celeste, hay pájaros y tú estás en mis manos.

Nos tenemos.

Nos queremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s