Sólo una, luego ya sanaré

Quiero una noche,

sólo para mí.

Quiero una de aquellas que,

bebiendo sorbo a sorbo,

cerveza de la mala,

te emborrachas y empiezas a hablar.

Y, cuando estás dentro del rumbo de la decadencia,

comienzas a conversar.

Y, joder, las palabras te salen del alma,

y tienes una conversación mala,

pero profunda.

Jodida, y malherida.

Ahí, es donde se salvan personas que creías muertas.

Donde les florece el alma, de tanta mierda sacada a luz.

Es como parir un bebé;

primero un grito y,

luego,

placer.

Y beber, y ver y creer.

Morirse de la risa, estallar sin prisa.

Explotar.

2 comentarios en “Sólo una, luego ya sanaré

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s