Quiéreme

Quiero que me quieras,

y no me desees.

Una vez me desearon,

y me desgarraron el alma.

Me sentí objeto,

me sentí barro,

me sentí lluvia

y cristal roto en pedazos.

Quiero una noche amanecida a tu lado,

y que al mirarme a los ojos me transmitas amor, mucho.

Quiéreme un poco.

Y es que no hay ni uno que piense con la cabeza.

¿Tú sí?

¿Acaso te importo?

Yo creo que muy poco,

pero ojalá sea el suficiente como para que me cuides, me mimes y me ames.

Ya sé que son pocos días, que nada perdura y que todo se va a la mierda rápidamente.

Pero, quiéreme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s