Inmortalidad

Ya no tengo alas, están cicatrizadas, desintegradas, desabrochadas de mi ser.

Enterradas.

Ya no puedo volar, no hay océano en mi alma. Sequedad en mis huesos.

No hay horizonte en mi cielo, ni estrellas en mis ojos.

Un grito que se queda atragantado en mi esófago, un salto fallido.

Un intento,

un Te quiero atascado.

Un volando que desciende.

Me quedan las manos y un par de pasos, los temblores y miedo.

Porque estoy perdiendo, agarrándome al acantilado del precipicio.

Me estoy suicidando en vida sin llegar a ser muerte. Soy inmortal.

2 Comentarios »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s