Marchitándome

Soy una flor marchita que llora hojas secas, pudriéndose en cada nuevo amanecer. Porque el astro solar dispara balas de ansiedad, cada vez que se va. Soy tierra, húmeda y seca, a la vez; fría y hueca. Soy océano, un caos justo a punto de estallar; las olas coléricas chocando contra las rocas, zarpando y buceando, buscando aquello tan anhelado: la felicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s