Infierno

Ábreme las puertas de tu infierno,

quiero caer en él.

Y es que hay muchas formas de ser,

y por eso, contigo quiero ser.

Y aunque no estés o te vayas,

en un mañana no muy lejano,

seré, sin ti.

Porque podré, lograré, dejarte de sentir.

Eso es lo que quiero; lo conseguiré.

Dejaré de llorarte y lamentarme por un amor que ni siquiera tiene alas o, quizás,

demasiadas. Se alzan al vuelo muy rápido y, después, acaban estrellándose.

Como siempre.

Siempre.

3 pensamientos en “Infierno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s