Ven

¿Por qué no te vienes?

Aquí, arriba.

Vuela conmigo.

Alza las copas, bebamos.

Un cielo estrellado,

invierno helado,

parpadeante en el tiempo.

Las flores ya nacen,

florecen en abundancia;

no todas salen pues hay de ellas que parten.

Hacia el sur,

hacia el norte.

Piérdete conmigo,

vente a la cima;

la montaña más alta,

aquella,

la más oscura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s