Arrogancia

“Arranca las hojas,

deshojadas,

heladas,

encantadas.

Arráncalas.

Margaritas ennegrecidas,

entristecidas.

Y un cielo de infarto,

frío.

Arte y mucho hielo.

Parto y zarpo,

entre esta neblina espesa,

y gruesa, que se deshace,

mientras el mar nace.

Porque son abrumadores

éstos días azules

y éste sol de la infancia.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s