Porque

Porque, al fin y al cabo, yo sólo sueño, entre letras, con historias escondidas en los libros.

Porque, yo sólo tengo antojos, de duración larga, difíciles de conseguir, imposibles. Se quedan atascados, atados.

Y es que, ya no sé vivir, se me va el ansia de querer. Porque el no poder hace que se te alcen murallas a tu alrededor, privándote del poder de vivir.

¿Y para qué asegurarme un futuro al día de mañana? ¿Para qué? Si yo sólo quiero vivir el hoy. Pero nunca será vivido. Siempre será un instante, largo, escurridizo.

Escuece, escuece tanto que es el acto de no sentir; ni por fuera, ni por dentro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s