Cicatrices

Paso mi dedo índice por encima de mi labio inferior, rozándolo. Lo tengo quebrantado, roto. Después, este mismo, corre por mi cuello y se detiene en el lado derecho, pues me duele; otra cicatriz, escociéndome, apagándome. Recuerdo, pasado, aparece en mi mente. Noche desenfrenada. Duele, duele porque te quiero y no debería haberlo hecho. No hay peros, tampoco porqués. Pero sí un simple “¿ves? No deberías y lo hiciste”, recriminándome. Me huele a mala espina, quemada, hecha ceniza.

3 pensamientos en “Cicatrices

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s