Hazlo

Arráncame el miedo,

quítamelo,

derrítelo,

haz que se esfume para siempre.

Que tengo miedo del miedo.

Y frío el corazón, un caparazón.

Una risa estallada sin prisa,

tu sonrisa enternecida.

Me fui a Marte a amarte,

y me quedé allí,

enganchada en el alambre.

Arráncame el deseo,

devuélvemelo,

demuéstramelo,

haz que se quede para siempre.

Que tengo el deseo enterrado,

sólo hay que dejar que salga cuando,

mi corazón, no sea un caparazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s